Menú
Enmascarado fotografiando el carnaval

Carnaval de Venecia, ¿qué equipo llevar?

No son más de 3 minutos

La fotografía en el carnaval de Venecia, más allá de las imágenes que podamos tomar de la ciudad, puede ser catalogada a medio camino entre el retrato y el reportaje callejero. Puedes centrarte en retratar un enmascarado, los detalles de su disfraz, situarlo en un entorno o envolverlo en el ambiente carnavalesco.

Como en todo evento callejero y multitudinario, una gran parte del ambiente lo representa la ineludible acumulación de gente con la que a veces hay que luchar para lograr una foto o a la que hay que evitar para que, en un momento dado, no aparezcan en tu imagen.

Objetivos

El mejor modo de luchar contra estas dificultades para realizar una fotografía es utilizar un zoom. En concreto recomendaría que fuese desde el angular hasta un zoom medio, ya sea en único objetivo o en dos que nos ofrezcan ese recorrido.

Como objetivo único podríamos llevar un rango de 18-200mm, 18-250mm, 28-200mm con el que podemos obtener amplias imágenes, en las que presentar a los enmascarados en su entorno, y también acercarnos para lograr un primer plano o un detalle.

Disfraz en Venecia y detalle
De 24 a 200mm, del entorno al detalle.

Con dos objetivos podríamos manejar diferentes combinaciones: un zoom angular como 15-85mm, 24-70mm ó 24-105mm y un angular medio como 75-300mm ó 70-200mm. Como focal corta me gusta especialmente el rango del 18-105mm, 24-105mm, 24-120mm porque tiene un longitud (105-120mm) que permite aislar al sujeto sin necesidad de acudir con tanta frecuencia a cambiar a un objetivo más largo (o al cambio de cámara en caso de llevar dos cuerpos).

La luminosidad es un punto a favor. Muchas imágenes se toman bajo techo y el tiempo en esa época del año no siempre acompaña e incluso puede racanearnos la luz ambiente.

Flash

La fotografía de disfraces con flash tiene un terrible enemigo: las propias máscaras. Los acabados metálicos o blancos pulidos de las máscaras se llenan de brillos y muchas veces estropean las fotografías. Sin embargo, para lograr mostrar los ojos que se ocultan tras ellas, muchas veces es imprescindible usar el flash.

Disfraz en Venecia fotografiado con y sin flash
El flash rebotado suaviza las sombras e ilumina los ojos.

Hay que evitar el uso del flash de forma directa y, en la medida de lo posible, rebotarlo en alguna pared o techo si tenemos la oportunidad, intentando siempre que no sea la fuente de luz predominante y nos sirva simplemente como relleno o para retirar algunas sombras. Además cualquier difusor que podamos usar con el flash reducirá la presencia de brillos duros.

Máscara del carnaval de Venecia
El flash directo crea todo tipo de brillos sobre las máscaras.

El uso de un reflector también puede ser un buen acompañante para obtener luz bajo los arcos del palacio ducal o en el interior de alguna de las estrechas calles venecianas.


Luis Freire

Kioto en verde y naranja.

Mil castillos para una princesa.